Ahuashiyacu

Ubicada en uno de los extremos de la Cordillera de Escalera, y rankeada como la actividad más popular en Tarapoto, la catarata de Ahuashiyacu es un destino que no se pueden perder si es que visitan esta ciudad amazónica. Ahuashiyacu obtiene su nombre de una raíz Quechua (familia de lenguas originaria de los Andes) y su significado es “agua que ríe” y es considerada como la cascada de mayor altura en toda la región de San Martín. La historia cuenta que, en tiempos remotos, un celoso patriarca de una tribu consiguió poner un hechizo sobre su hermosa hija, convirtiéndola en la catarata para ser apreciada por toda la humanidad, pero poseída por ningún hombre.

Este destino es considerado como una actividad recreativa, donde se puede pasar un día de relajo en la catarata con toda la familia. Llegar a ella no es complicado, ya que se encuentra a 20 minutos de la ciudad y el acceso puede ser tanto por taxi como por motokar (pequeños taxis con chasis de moto donde entran hasta 3 personas, muy asequibles y comunes). Llegando a la catarata se encuentran muchos locales de expendio de comida tradicional de la zona, bebidas y servicios.

Después de un pequeño recorrido a pie por un camino rural bien conservado, se llega a la catarata, que cuenta con 50 metros de altura y una poza en la base, donde se forma una piscina natural donde los turistas pueden bañarse y pasar un buen rato. La poza cuenta con una profundidad variable, que llega hasta los 2.5m de profundidad en el centro de la misma. Cabe recalcar que, al ser un atractivo turístico conocido, es probable encontrarse con otros turistas disfrutando de esta enriquecedora experiencia de relajo y descanso. Lo bonito de este destino es que es accesible para todo público, entregando una experiencia sostenible para una familia con distintos rangos de edad, desde los más pequeños hasta los mayores.

La cascada cuenta con la posibilidad de poder caminar por detrás de ella, dando la sensación de estar totalmente inmerso en un concierto a todo volumen de la naturaleza, entregándonos todo su poder y su belleza.
Ahuashiyacu nos da la posibilidad de poder disfrutar de la belleza del ecosistema amazónico, sin tener que hacer un largo recorrido fuera de la ciudad. La experiencia perfecta para un día de relajo.
2.1 2.2

Comentarios

Deja un comentario